La danta o tapir en Costa Rica: Características, alimentación y conservación

Nombre científico:

Tapirus bairdii.

Territorio: Desde el sur de México hasta el norte de Ecuador.

La danta en NATUWA Costa Rica

Echa un vistazo a los rasgos físicos únicos de una danta.

La danta es un mamífero ungulado que se caracteriza por poseer extremidades con un número impar de dedos que terminan en pezuñas. Su dedo central, más desarrollado que los demás, le sirve de apoyo. El borde de las orejas es de color blanco y tiene un hocico alargado con una trompa (probóscide) que utiliza como una extremidad para alcanzar hojas en el sotobosque, raíces y tubérculos en el fondo de los ríos. La danta es estrictamente vegetariana y puede llegar a pesar hasta 300 kg. 

El período de gestación es de 400 días, tras los cuales da a luz a una única cría. El parto suele ocurrir entre siete y diez minutos después de la ruptura del saco amniótico. La cría nace manchada y con un peso de entre 8 y 9 kilos. Se amamanta casi inmediatamente después de nacer, tomando leche de las dos mamas de la madre. La cría permanece junto a la madre durante más de un año.

Las manchas de la cría de danta desaparecen aproximadamente a los 4 meses de edad.

Los machos del tapir presentan una cabeza más grande que la de la hembra. Estos grandes mamíferos pueden llegar a vivir de 25 a 30 años.

¿Qué clase de animal es el tapir centroamericano?

El tapir centroamericano, conocido como danta en Costa Rica, es una especie de mamífero terrestre perisodáctilo que pertenece a la familia de los tapíridos. Este hermoso y esbelto animal desempeña un papel importante como dispersor de semillas y se encuentra en peligro de extinción.

En el mundo, existen cinco especies de tapir, cada una con su nombre común y su respectiva ubicación geográfica. Estas especies son:

Tapirus bairdii (Tapir de Baird): Esta especie se encuentra en América Central, incluyendo países como México, Belice, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica.

Tapirus kabomani (Tapir amazónico): Esta especie habita en la región amazónica, específicamente en partes de Brasil, Colombia y Perú.

Tapirus terrestris (Tapir brasileño): Esta especie se encuentra en América del Sur, en países como Brasil, Argentina, Paraguay, Bolivia y Uruguay.

Tapirus indicus (Tapir malayo): Esta especie es nativa de las regiones de Asia, específicamente en países como Malasia, Indonesia, Tailandia y Myanmar.

Tapirus pinchaque (Tapir de montaña): Esta especie se encuentra en los Andes, en países como Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela.

Cada una de estas especies de tapir tiene su propio hábitat y distribución geográfica, adaptándose a diferentes entornos en sus respectivas regiones. Es importante destacar la diversidad y la importancia de conservar estas especies en sus hábitats naturales para garantizar su supervivencia.

El tapir de Costa Rica, o tapir centroamericano, habita principalmente en los bosques mesófilos de montaña y pertenece al orden Perisodáctila, al igual que los caballos. Las crías de tapir nacen con pintas blancas en todo su cuerpo, lo que las hace especialmente adorables.

¿Porque es importante conservar al tapir centroamericano?

A los tapires también se les conoce como “jardineras del bosque” debido a su influencia en la estructura y composición de los ecosistemas donde habitan. Esta denominación se debe a varias razones:

  1. Dispersión de semillas: Los tapires se alimentan de frutas y otros materiales vegetales, y posteriormente excretan las semillas en diferentes áreas a través de sus deposiciones. Esto contribuye a la dispersión de semillas a lo largo y ancho del bosque, ayudando a la regeneración de plantas y a la diversidad de especies vegetales.
  2. Creación de claros y áreas de regeneración: A medida que los tapires se mueven y se alimentan, suelen remover la capa de hojas, ramas y vegetación en el suelo del bosque. Esto crea claros y áreas de regeneración donde las semillas tienen mejores condiciones para germinar y crecer, lo que favorece la diversidad y estructura del bosque.
  3. Mantenimiento de la vegetación: Al consumir ciertas plantas y partes de las mismas, los tapires ayudan a controlar el crecimiento excesivo de algunas especies vegetales. Esto evita que algunas plantas se vuelvan dominantes y favorece la coexistencia de diferentes especies en el ecosistema.
  4. Fertilización del suelo: Los tapires defecan en distintas áreas del bosque, lo que aporta nutrientes al suelo y contribuye a su fertilidad. Esto promueve un ambiente propicio para el crecimiento y desarrollo de las plantas, fortaleciendo la salud del ecosistema en general.

El tapir centroamericano desempeña un papel fundamental como “jardinera del bosque”. Su capacidad para dispersar semillas, crear claros, mantener la vegetación y fertilizar el suelo contribuye a mantener la biodiversidad y el equilibrio de los ecosistemas.

 Proteger a esta especie es esencial para garantizar la salud y sostenibilidad de nuestros bosques.

¿Dónde podemos encontrar a la danta en Costa Rica?

Costa Rica, reconocido como un destino turístico por excelencia para los amantes de la naturaleza, alberga a la danta en su territorio. Este magnífico mamífero, considerado un tesoro preciado, es el mamífero terrestre más grande de Costa Rica. Atrae a numerosos visitantes extranjeros ansiosos por conocerlo y fotografiarlo.

La danta se puede encontrar en su hábitat natural en diversos lugares de Costa Rica, desde nadar en las playas del Parque Nacional Corcovado hasta habitar los bosques del Páramo en el Macizo de la Muerte.

Además, se puede avistar en los bosques de los parques nacionales como el Parque Nacional Santa Rosa y Carara, así como en reservas biológicas como la Reserva Biológica Alberto Manuel Brenes.

En el país también existen iniciativas no gubernamentales que se dedican al cuidado de dantas jóvenes que han quedado huérfanas a causa de cazadores. Estas iniciativas tienen como objetivo principal estudiar a los animales y promover la conservación del tapir y su protección.

Además, se lleva a cabo educación ambiental dirigida a los visitantes y se crean entornos donde los animales pueden llevar a cabo sus comportamientos naturales. Algunos lugares dedicados a la conservación y manejo de la danta incluyen Zooave, La Marina de San Carlos y nuestro Santuario, NATUWA.

Biología reproductiva del tapir

Los tapires alcanzan su madurez sexual a los tres o cuatro años de vida, tanto hembras como machos. 

Las hembras son poliéstricas anuales, lo que significa que entran en celo aproximadamente cada 28 días y su período de celo dura de uno a dos días. Durante este tiempo, están receptivas para la reproducción y pueden aparearse con los machos.

Una vez que la hembra queda fertilizada, su período de gestación dura de 390 a 400 días y únicamente paren una cría. La cría permanece con la madre durante todo un año o más.

En el apareamiento, realizan un cortejo acompañado de movimientos repetitivos en forma de círculo, realizado durante horas de la noche mayormente, por un período de siete días. El cortejo es ampliamente acompañado de sonidos emitidos por la hembra y marcaje del sitio con orina por parte de los dos sexos.

Los machos emiten un sonido más “tosco” que las hembras y suelen hacerlo muy seguido en época reproductiva. Los sonidos que el tapir emite son como los de un ave a pesar de su robusto tamaño, similar a un silbido. También realizan estos sonidos cuando están nerviosos o se sorprenden repentinamente.

La agresividad es un factor determinante entre los machos que les permite tener un mayor éxito reproductivo en la naturaleza. Por esta razón, la reproducción de dantas en cautiverio puede provocar que la hembra sufra agresiones por parte del macho si el recinto no está debidamente diseñado con los elementos esenciales (túneles, compuertas, corredores, barreras ópticas, etc.) para permitir el escape de la hembra del macho si es necesario.

La madre pare a la cría en un lugar escondido y en la primera semana de vida o unos días más, la deja por sí sola mientras sale a alimentarse y regresa periódicamente para amamantarla. La cría depende de la madre hasta lograr ser eficiente para alimentarse en el bosque, un proceso que tarda aproximadamente de 10 a 11 meses. A los tres meses de edad, las crías de tapir se alimentan tanto de leche como de vegetación.

A los tres meses de edad las crías de tapir se alimentan tanto de leche como de vegetación.

¿Dieta del tapir, qué come el tapir?

El tapir se alimenta del sotobosque y su dieta consiste en hojas, ramitas, frutas, semillas, corteza de los árboles y plántulas. Su hocico altamente flexible le ayuda a agarrar y romper hojas y ramitas mientras se alimenta. Al alimentarse del sotobosque, que es una de las principales barreras para la germinación, el tapir favorece el crecimiento de las plántulas en las zonas boscosas.

El follaje que forma la base de la alimentación del tapir está compuesto de celulosa, la cual no puede ser digerida por su sistema digestivo, ya que sus enzimas no son capaces de hacerlo. Al igual que otros mamíferos herbívoros, los tapires tienen microorganismos en su sistema digestivo que ayudan a descomponer la celulosa en moléculas más simples que pueden ser aprovechadas como nutrientes a través de procesos de fermentación.

El agua fresca es un componente esencial de la dieta de los tapires y es necesaria para una buena digestión. Aprovechan los ríos y lagunas para depositar sus heces en partes bajas y claras.

Los tapires son animales monogástricos, lo que significa que pueden digerir la celulosa rápidamente, pero con menos eficiencia que los estómagos de los rumiantes que se dividen en varias cámaras gástricas. Mientras que los rumiantes tardan 60 horas en digerir la celulosa y absorben el 60% de los carbohidratos, los tapires tardan 48 horas y solo digieren el 45% de los nutrientes. Esto se refleja en sus heces, las cuales son grandes y muestran fácilmente partes no digeridas de las hojas que han consumido.

¿Cómo son las crias del tapir?

Los tapires hembras dan a luz a una sola cría, la cual nace con un color pardo rojizo y está cubierta de manchas y rayas en todo su cuerpo.

El peso promedio al nacer es de aproximadamente 8 o 9 kilogramos. Tan solo 30 minutos después de su nacimiento, la cría se pone de pie sobre sus cuatro patas y comienza a caminar en busca de las dos glándulas mamarias de su madre para alimentarse. A pesar de ser un recién nacido, emite el característico sonido de la danta como forma de comunicación con su madre.

Manejo de dantas en cautiverio

En nuestro trabajo de manejo de tapires en cautiverio, es importante garantizar su bienestar y cuidado adecuado. Hemos observado que los tapires en cautiverio pueden ser más propensos a sufrir enfermedades de la piel debido a la exposición excesiva a la luz solar. Creemos que esto se debe a que reciben una mayor cantidad de radiación solar que en su entorno natural. Por lo tanto, nos aseguramos de proporcionarles áreas de sombra adecuadas para proteger su piel y prevenir posibles problemas dermatológicos.

En cuanto a la alimentación, hemos diseñado una dieta balanceada para nuestros tapires en cautiverio, la cual incluye frutas, vegetales y forraje. Valoramos especialmente el forraje como una forma de enriquecimiento ambiental, ya que les permite a estos magníficos mamíferos de Costa Rica tener buenas condiciones físicas y mentales. El forraje les brinda la oportunidad de realizar comportamientos naturales de búsqueda y alimentación, lo cual contribuye a su bienestar general.

En el Centro de Animales Silvestres NATUWA, tenemos el privilegio de albergar a nueve ejemplares de Tapirus bairdii. Cuatro de ellos fueron rescatados por nuestro santuario, ya que lamentablemente iban a ser utilizados como alimento por las personas.

Además, hemos tenido el honor de presenciar el nacimiento de dos crías dentro de nuestro programa de reproducción de animales en peligro de extinción. Estos esfuerzos de reproducción son fundamentales para contribuir a la conservación de esta especie amenazada y nos llena de orgullo ser parte de este valioso trabajo.

¿Qué sonido emiten las dantas ?

Los tapires emiten sonidos que se asemejan más a los de un ave, como un silbido. Usualmente, realizan estos sonidos cuando están nerviosos. Durante el cortejo de apareamiento, se puede escuchar principalmente a la hembra emitirlos, especialmente durante las horas nocturnas. También la hembra y su cría se comunican entre sí a través de este curioso sonido.

Los machos también emiten sonidos, principalmente durante el cortejo a la hembra. Se han registrado hasta 5 tipos de sonidos diferentes empleados por ambos sexos para diferentes procesos, como reproducción, socialización, estados de ánimo, ubicación y territorialidad.

¡Escucha el sonido del tapir!

Programa de Voluntariado con dantas o tapires

Tenemos disponible un emocionante programa de voluntariado centrado en el cuidado de tapires en NATUWA. En nuestras instalaciones, albergamos a nueve tapires increíbles, entre ellos 5 hembras y 4 machos.

Si estás interesado en formar parte de su cuidado y contribuir a su conservación, te invitamos a unirte a Natuwa en cualquiera de nuestros programas disponibles: Programa de Biología, Programa de Veterinaria y Programa de Voluntariado.

Cada uno de estos programas ofrece una perspectiva única para abordar las necesidades y la conservación de los tapires. En el Programa de Biología, tendrás la oportunidad de estudiar su comportamiento, su dieta y su interacción con el entorno. A través del Programa de Veterinaria, podrás participar en el cuidado de su salud, aprender sobre su anatomía y ayudar en los chequeos médicos y tratamientos necesarios. Si prefieres involucrarte en tareas más generales, el Programa de Voluntariado te permitirá colaborar en diversas actividades relacionadas con la alimentación, la limpieza de los recintos y el enriquecimiento ambiental de los tapires.

Independientemente del programa que elijas, tendrás la oportunidad de trabajar directamente con estos fascinantes animales, aprender de expertos en el campo de la conservación y contribuir significativamente a la protección de los tapires. ¡Únete a nosotros en este viaje y sé parte del esfuerzo por preservar esta especie única y maravillosa!

¡Ven y conoce a nuestros increíbles animales!

Tapirs en Natuwa: ¡Un vistazo íntimo a estas criaturas majestuosas!

Citar como: NATUWA, R. (Ed). 2023. La danta en Costa Rica y su manejo en cautiverio. NATUWA, Aranjúez, Puntarenas, Costa Rica.  

Actualizado: 22/01/2024