Restauración Ecológica

El Santuario de Lapas creó una zona boscosa con árboles nativos de Costa Rica, empezó en el año 2000 con la restauración de 6.3 hectareas y hoy día cuenta con 12 hectareas en total. Este ecosistema es de vital importancia ya que brinda alimento, agua y sitio de descanso a muchas guacamayas, loras, osos perezosos, iguanas, insectos y congos. Muchas aves migratorias también encuentran temporalmente un oasis para llenarse de energía y continuar su jornada continental.

El bosque de NATUWA está formada de árboles nativos de diferentes clases como: almendros de playa, jobos, guácimos, cenízaros, guanacastes, cocobolos, zainillos, espabeles y muchas especies más que estarán por siempre, protegidas en el suelo del Santuario.